Apellidos

Significado del Apellido Escuderos

?Qu? es el apellido?

El apellido es el nombre antropon?mico de la familia con que se distingue a las personas.

?Qu? significado tiene el apellido Escuderos?

Historia de la Her?ldica y de la Genealog?a

LOS SE?ORES “DEL PENDON Y LA CALDERA”

El t?tulo de escudero va unido a la nobleza, pero tiene ciertas caracter?sticas en su acoplamiento a la misma que es interesante destacar.

Se trataba de hidalgos de menos cuant?a que, al no disponer de caballo y armas, se pon?an al servicio de un caballero al que acompa?aban en sus empresas militares. Este caballero era el encargado de facilitar a su escudero todo aquello que este precisaba para el desempe?o de su misi?n. De este modo, los escuderos, como pertenecientes a la clase noble, ten?an derecho a ostentar armer?as, como los caballeros y dem?s pertenecientes al estado noble.

Es sumamente curioso se?alar que los nacidos en las provincias de Guip?zcoa, Vizcaya y parte de Alava, por el solo hecho de su natalidad en las citadas regiones, eran considerados hidalgos, un derecho adquirido a trav?s de sus antiguos Fueros. Y si alguien que no fuera nacido en la nacionalidad citada, quer?a aposentarse en ella y ser considerado asimismo como hidalgo, ten?a que probar que lo era, o de lo contrario quedaba reducido a la condici?n de pertenciente al estado llano.

En las antiguas provincias anteriormente citadas, la primera aristocracia estaba formada por aquello que se denominaba “parientes mayores”. Todos ten?an su procedencia en venticuatro casas o solares, perteneciendo quince de ellas al tronco o linaje de los O?az y nueve al de Gamboa. De estas venticuatro casas solares part?an las distintas ramas que daban origen a nuevos solares y, como es l?gico, a determinados apellidos que ya, desde su nacimiento, se les consideraba inherentes a la nobleza vasca.
Este privilegio ten?a tal arraigo y pujanza que nadie, absolutamente nadie, pod?a discutirlo y por si quedaba alguna duda al respecto, el rey Fernando VI, en el a?o 1.754, confirm? mediante Real Despacho, que todos los vizcainos eran nobles por Fuero.

La calificaci?n de escudero no fue privativa de ning?n pa?s durante la Edad Media. En todos exist?a y en algunos, como en el caso de Inglaterra, llegaron a alcanzar una gran importancia. Desde el siglo XII, era muy considerada en Inglaterra la clase nobiliaria de los “knights” o caballeros. Por cierto, este tipo de nobleza, en el pa?s al que nos referimos, pod?a ser adquirida mediante la aporci?n econ?mica, ya que en el a?o 1.278 se decret? que pod?an alcanzar el t?tulo de caballero todos aquellos que fueran hombres libres del campo y cuya renta alcanzara las veinte libras.

De este modo, una enorme cantidad de peque?os propietarios se dieron el gusto de convertirse en caballeros. Pero, naturalmente, los reyes de Inglaterra no eran tontos y con lo que, a primera vista, parece tan s?lo un halago a los peque?os terratenientes, lo que lat?a en el fondo de la cuesti?n era que, al convertirse en caballero, tambi?n adquir?a la obligaci?n de ayudar a su soberano con su dinero y su persona en cuantas empresas b?licas ?ste emprendiera, de forma que quedaban convertidos en militares al servicio de la Corona.

Posteriormente, apareci? el estado de “escudero” constituido tambi?n por la peque?a nobleza rural. Con id?ntica obligaci?n militar a la de los caballeros, se les otorg? el derecho de participar en la vida administrativa pudiendo alcanzar el cargo de jueces de paz.

Ya en nuestro pa?s, la primera categor?a de la nobleza en Castilla y Arag?n, en la Edad Media, fue la formada por los Ricoshombres, que ejerc?an altos cargos palatinos o administrativos y pod?an llegar a formar parte del Consejo del Rey y pose?an el derecho de tomar asiento en las Cortes.
Pero no se les concedi? el t?tulo de “feudales”. Cuando tomaban parte en una guerra, se les conoc?a como Se?ores de “pend?n y caldera”, en alusi?n a los pendones que alzaban y la obligaci?n que ten?an de alimentar a sus mesnadas de hombres de guerra.

Recib?an los Ricoshombres la denominaci?n de “Nobles” y se les clasificaba a la altura de los Barones. Habr? que decir que este t?tulo fu? muy poco usado en Espa?a.

No son pocas las ocasiones en que en un escudo figura una caldera. Para el no iniciado en el tema, tal cosa posiblemente le intrigar?.

?Qu? significado tiene?. Pues, entre otros, significa que aquel que ostenta esas armas, se encargaba de alimentar a sus propios soldados. Es decir, que corr?a con todos los gastos, desde el armamento hasta la alimentaci?n de modo que el rey no pon?a nada, absolutamente nada, en sus huestes.

Una especie de juego y muy arriesgado, por cierto, si el Se?or del “pend?n y la caldera” resultaba vencedor, como pago a la ayuda prestada, recib?a del rey nuevas tierras que a?adir a la que ya pose?a.
Pero si la fortuna era adversa, y llegaba la derrota, lo perd?a todo y nos referimos a cuanto dinero hab?a invertido en la campa?a.

A los Ricoshombres denominados “de natura” se les consideraba como descendientes de todos aquellos que tomaron parte en la Reconquista. En Catalu?a usaban la denominaci?n de “Se?ores”, aunque m?s tarde pasaron a ser “Barones”.

El plan de divisi?n de este pa?s se basaba en nueve condados, a los que correspond?an nueve Barones, otros tantos Vizcondes y el mismo n?mero de Nobles o Varvassores. Es de notar que aqu?, en Catalu?a, el t?tulo de “Comitor” o “Varvasor” equival?a a la dignidad de los Ricoshombres de Arag?n. Seg?n la Constituci?n “Qui Occiur?”, dos Varvassores equival?an a un Noble y dos Nobles a un Vizconde. Los Varvassores catalanes eran inferiores a los Nobles y superiores a los Caballeros. En lo que respecta a los “Comitores” fueron equiparados posteriormente a los Barones.

Esta miniatura del Archivo de la Corona de Arag?n, muestra el homenaje de los nobles al rey, nobles que adquir?an tal dignidad de las mas diversas maneras, no s?lo en la lucha o las batallas.

Existi? tambi?n en Catalu?a otra especie de nobleza local y fue la denominada de “Ciudadanos Honrados” esta denominaci?n se basaba en que los as? llamados ten?an honores y viv?an de sus rentas sin dedicarse a oficio alguno.

Pero conviene advertir que la palabra latina “honores” no se refiere, en casos como el anterior, a privilegios, no tiene nada que ver con la honradez, se refer?a ?nica y exclusivamente a aquel que ten?a fincas y propiedades.

Por su parte, en Valencia existieron los denominados “Ciudadanos de Inmemorial” o “de Conquista” y se refiere a los descendientes de aquellos que acompa?aron al rey Jaime I en la conquista de Mallorca.
Este tipo de nobleza confer?a a quienes la ostentaban el privilegio de ser admitidos en las Ordenes Militares.

Nos queda otro detalle curioso: la voz catalana “gaudi” (que con el tiempo qued? en apellido y no hay m?s que recordar al eminente arquitecto que lo llev?) y que, en la antig?edad se referia a alguna cofrad?a, a una cierta clase que “guardia”, gozaba de la consideraci?n de la nobleza, aunque no formara parte de ella. As?, los licenciados y cuantos compon?an una clase que pose?a estudios superiores eran “daudins”, al consider?rseles propietarios de una determinada “nobleza personal”.

En lo que se refiere al t?tulo de Ricoshombres, en general, este estamento acab? por desaparecer al convertirse en 1.590, en Grandes de Espa?a. En un principio el n?mero de los Grandes no pod?a pasar de veinticinco pero, con el tiempo, tal regla qued? derogada hasta el punto que no exiti? l?mite para alcanzar la citada dignidad. Pero, en sus or?genes, la Grandeza de Espa?a correspond?a a las veinticinco familias m?s nobles de Espa?a y de m?s antiguedad aristocr?tica, citando algunos ejemplos, se puede mencionar al Duque de Medinaceli, al de Alba, al de Medina Sidonia, al de Frias, al del Infantado, al de N?jera, al de Gand?a, al de Arcos, etc. Los Grandes de Espa?a pose?an el privilegio de poder cubrise delante del rey y eran considerados como primos por parte de este. En cuanto a los restantes t?tulos de la alta nobleza pod?an considerarse como parientes del soberano, pero carec?an de los derechos de los Grandes, sobre todo en aquel que les permiti? cubrirse en presencia de este.

¿Cuál es tu reacción?

Artículos Relacionados