Animales

Cómo alimentar a mi gata después del parto

Si tienes una gata y acaba de parir debes tener en cuenta alguna que otra pauta para mantenerla bien alimentada tras ser madre. Ya durante el embarazo habrás tenido ciertas precauciones para que estuviera sana y muy bien alimentada para que sus bebés crecieran fuertes y tuviera la suficiente leche. Si deseas cuidar a tu gata como merece y que esté fuerte para amamantar a sus bebés, en Perudalia.com te contamos cómo alimentar a tu gata después del parto.

  1. Durante las últimas 3 semanas de embarazo de tu gata habrá sido alimentada con pienso de alta calidad especialmente pensado para gatitos. Este pienso está indicado para que la gata produzca una leche bien rica en los nutrientes que los gatitos necesitarán. Pero inmediatamente tras el parto su apetito se ve afectado, pasará de comer más de la cuenta a casi nada. Es muy normal que la gata tras dar a luz no coma mucho . Aunque veas que no quiere comer no dejes de ofrecerle comida, en pocos días irá recuperando su apetito normal.

    En este artículo de Perudalia te explicamoscuánto dura el embarazo de una gata para que tengas en cuenta los tiempos; además también te damos una serie de consejos acerca del cuidado de una gata embarazada.

  2. Las 24 horas posteriores al parto puede que casi no coma pero debes asegurarte de que tenga acceso frecuente a agua fresca y limpia . En ese periodo es cuando la gata está produciendo el calostro, que es el primer alimento que la gata dará de comer a los bebés, y tiene muchas vitaminas, proteínas y grasas para los pequeños gatitos. Es muy importante para que la madre transmita los anticuerpos a sus hijos. Ese calostro tiene un 88% de agua de ahí la relevancia de que la gata tenga siempre agua fresca disponible.

  3. Durante el tiempo que dure la lactancia debes alimentar a tu gata con pienso adecuado para gatitos. Su alimentación debe ser especial porque debe mantenerse fuerte, sana y producir suficiente leche rica en nutrientes para alimentar a todos sus bebés. Como regla general debe ser alimentada 2 o 3 veces al día y siempre debe tener agua limpia y fresca cerca.

    A veces la cantidad de comida puede ser mayor pero esto dependerá de las necesidades de tu gata. Puedes incluso darle cada 2 o 3 días alguna porción de pollo o atún para aportar más nutrientes a su dieta. Aunque lo más importante es que coma y esté sana, debes prestar atención a que no engorde en exceso porque puedes poner en riesgo su salud si la sobrealimentas.

  4. Con el paso de los días la gata empezará a producir menos leche porque los bebés empiezan a crecer y sus demandas de leche disminuyen. La lactancia es un proceso que dura como máximo 2 meses, después se producirá el momento conocido como el destete cuando las crías empezarán a necesitar alimento sólido.

    En 4 semanas podrás introducir de forma gradual el pienso que habitualmente tu gata tomaba . Si ha ganado algo de peso y no es saludable valdría la pena que lo comentases con el veterinario para considerar un pienso especial de dieta.

¿Cuál es tu reacción?

Artículos Relacionados