Política

Inspectoría PNP investiga a suboficial que maltrató a campesina

Fueron las imágenes más duras de la intervención policial en la Ciudad Universitaria. Se observa a la suboficial PNP Yannina Zuta Ventura maltratando y denigrando a la campesina huancavelicana Yolanda Enríquez Vargas ,que se encontraba boca a abajo junto con otros detenidos. La mujer reclamaba en quechua por qué Zuta revisaba sus pertenencias sin su consentimiento.

¡Cállate! ¡Cállate! ¡Te estoy diciendo que te calles!?, gritaba amenazante la mujer policía Yannina Zuta a Yolanda Enríquez, mientras le arrebataba el celular. Enríquez no comprendía por qué la policía le había decomisado el teléfono : ¡No, no me lo voy a quedar!?, le volvió a gritar la suboficial Zuta. Hizo lo mismo con otra campesina, según el registro de la cámara de Latina Noticias. Pero la segunda víctima no pudo ser identificada.

Fuentes policiales informaron a La República que laInspectoría General de la Policía inició una investigación administrativa disciplinaria contra la agente Yannina Zuta Venturapara determinar si la conducta que expresó durante el asalto a la Ciudad de San Marcos,en agravio de Yolanda Enríquez Vargas, vulnera las normas internas de la institución policial y el maltrato denigrante difundidido por los medios y redes sociales, afecta la imagen de la integridad de la Policía Nacional.

Las protagonistas del incidente son la suboficial PNPYannina Zuta Ventura, limeña de 43 años, residente en Los Olivos; y la campesina Yolanda Enríquez Ventura, de 57 años, residente en el distrito de Yauli, donde también reside, en la región Huancavelica. Sin instrucción, quechuahablante, el episodio graficó el momento de tensión entre ciudadanos limeños y provincianos en el contexto de la crisis política.

La República contactó con la suboficial PNP Giannina Zuta Ventura y le solicitó su versión sobre lo sucedido conYolanda Enríquez. Pero no respondió. Se le insistió sobre el tema. Tampoco contestó.

En cambio, Yolanda Enríquez relató en quechua los detalles de la actuación de la policía Giannina Zuta, cuando comenzó a revolotear sus pertenencias y quedarse con su celular. Fue luego de salir en libertad de la sede de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri), en la avenida España.

Estábamos comiendo lo que todos los compañeros han traído. Estábamos tomando desayuno, luego íbamos a bañarnos. Entonces lanzaron las bombas (lacrimógenas) y derrumbaron la puerta. Papito, rompieron la puerta totalmente. ?¡Ya, carajo!?, gritaban los policías apuntándonos con sus pistolas. Nos reunieron a toditos y nos lanzaron al suelo.Después nos amarraron las manos hacia atrás. Nos enmarrocaron?, relató Yolanda Enríquez.

La mujer manifestó con desagrado que los primeros efectivos policiales que irrumpieron en la Ciudad Universitaria profirieron insultos discriminatorios, al notar que había varios provincianos con sus vestimentas tradicionales. Y los trataban de terroristas?.

Me iban a patear. Cuando reclamaba, me decían: ?¡Calla chola de mierda!? Me han carajeado lo que han querido. Me han insultado bastante. A nuestras demás compañeras le han dejado verde en varias partes del cuerpo por las patadas?, manifestó Yolanda Enríquez.

Su relato coincide con las diversas grabaciones fílmicas que han circulado en las redes sociales que registran los atropellos policiales contra los detenidos debido a su aspecto provinciano.

Además de Yolanda Enriquez, la suboficial Giannina Zuta tuvo una segunda víctima que no ha sido identificada. Se trata de una joven campesina que en las imágenes se aprecia con chompa rosada y falda verde. Pese a encontrarse reducida, Zuta la veja de palabra y le arranca el celular.

Yannina Zuta Ventura es una suboficial que ha pasado por varios destacamentos. En en 2020 trabajó en el Departamento de Investigación de Robo Agravado a entidades bancarias, financieras y comerciales de la Dirección Nacional de Criminalística (Dirincri)

Durante una investigación a una red criminal operada por malos policías que montaban falsos operativos para extorsionar a empresarios y pedirles un cupo mensual a cambio de protección en el jirón Gamarra y en el Cercado de Lima, la suboficial Zuta fue mencionada. Sobre este tema, la policía sí respondió. Afirmó que era parte del caso, pero en condición de testigo.

¿Cuál es tu reacción?

Artículos Relacionados

Responder

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

two + 13 =