Nacionales

Familias de detenidos en San Marcos denuncian abusos

Mamá estamos tomando desayuno, dentro de dos días volveré a Arequipa?, fueron las últimas palabras que escuchó Vilma, madre de Jeniffer Alarta Villarta, bachiller de Psicología quien fue detenida el sábado 21 junto a otros 190 personas durante la incursión de la Policía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

Ayer por la mañana, la progenitora pedía la liberación de la joven arequipeña de 27 años de edad. Hasta ese momento no tenía comunicación con ella. La bachiller en Psicología viajó a la capital de la República para sumarse a la marcha nacional contra el gobierno de la presidenta Dina Boluarte.

He visto como los maltratan, ellos no son terroristas. Mi hija siempre venía a las manifestaciones contra el Gobierno. Les pido que suelten a toda la gente porque los tratan de una manera horrible. Quiero la libertad de mi hija?, declaró entre lágrimas Vilma.

Su hermano Cristhian Alarta denunció que la Defensoría del Pueblo no brindó a su familia algún tipo de asesoría legal, a pesar que buscó el apoyo. Un abogado se encuentra a cargo del caso de Jennifer y este último le informó que en la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) de Lima estaban detenidos 20 arequipeños investigados por el delito de usurpación y destrozo del material público de San Marcos. Entre ellos 5 estudiantes de la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA).

La familia de Rocío Condori Mara (26), egresada de la carrera de Educación de la UNSA y quien se encontraba en San Marcos, también expresó su preocupación. Su hermana, Nary Condori, pidió apoyo a las autoridades para comunicarse con la profesora quien figuraba en la lista de los protestantes detenidos.

Detenciones arbitrarias

El coordinador de la delegación que viajó desde la ciudad de Juliaca a Lima, Jesús Abarca, dijo que las detenciones fueron arbitrarias, pues se hicieron sin la presencia de los fiscales para garantizar los derechos constitucionales de las personas. Sabemos que habrían quitado los alimentos y retenido el dinero de estas personas. Es una injusticia?, declaró.

Desde Lima, el ciudadano juliaqueño, Héctor Apaza, declaró al medio Frase Corta, que dentro del campus de San Marcos tenían sus equipajes, alimentos, útiles de aseo y todo se lo decomisaron. A la mala ingresaron y soltaron bomba lacrimógena. Nuestros hermanos estaban masacrados?, expresó.

Por otro lado, el dirigente Jesús Abarca, manifestó que abogados de la región Puno y también de Lima están presentando sus servicios ad honoren para garantizar los derechos de los detenidos. El abogado puneño, Juan Monzon Granada, informó a la República que al menos 80 personas de la delegación puneña fueron detenidos. Por otro lado, se informó que más ciudadanos de Puno siguen viajando en buses a la ciudad de Lima para apoyar en estas protestas para exigir la renuncia de Dina Boluarte, cierre del Congreso y adelanto de elecciones generales.

GRA pidió liberación de estudiantes y ciudadanos

El Gobierno Regional de Arequipa (GRA), emitió un pronunciamiento en el que rechazó la intervención policial en la UNMSM, así esta haya sido solicitada por las autoridades.

El gobernador Rohel Sánchez, quien además fue rector de la UNSA, solicitó la liberación de los estudiantes, cinco de ellos de la casa agustina.

Por otro lado, la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa), se solidarizó y dispuso el inmediato apoyo jurídico y legal para los involucrados.

El rector Hugo Rojas exhortó a las autoridades a tomar cartas en el asunto para esclarecer las acciones realizadas al interior de la casa superior de estudios de la capital.

¿Cuál es tu reacción?

Artículos Relacionados

Responder

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

fifteen − 8 =